miércoles, octubre 22, 2008

Video de Pilar en Paris

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Ignatius J.

Estas imágenes son de un programa de prensa rosa, y la periodista es habitual de estos temas. Sin embargo cuando tratan con Pilar solo le hablan de su trabajo. Está claro que hasta los más casposos saben que Pilar no es carne de prensa rosa. Eso está bien ¿no creéis? Parece que el chico que la acompaña es el actor Xavier Lafitte ¿no?

israel yojimbo nava dijo...

Puede ser, no le reconozco bien, pero tiene la pinta del prota del coñazo ese de En la ciudad de Sylvia :)

Anónimo dijo...

Ignatius J.

Ya verás como esa peli se convierte en un clásico tipo "Muerte en Venecia" de Visconti.

israel yojimbo nava dijo...

Ojo, para mi la etiqueta de clásico se refiere a una gran película que sigue siendo un referente después de años y años.

Esta no ha pasado mi filtro en su mismo año de estreno, así que... :)

Y caray, que también hay clásicos que son un coñazo...

Anónimo dijo...

Ignatius J.

En una ocasión alguien te dijo que no tenías sensibilidad porque no te gustaba "Deseando amar" de Wong Kar-Wai o algo así, yo no voy a cometer la misma temeridad, la misma injusticia, la misma osadía por que no te guste "En la ciudad de Sylvia" pero te pregunto humildemente ¿no has visto nunca a una chica por la calle y se te ha olvidado todo, y la has seguido sin pensar en nada? a mí me ha pasado alguna vez, y fueron momentos intensos emocionalmente hablando, momentos en los que me sentía tranquilo y feliz, a veces ni siquiera hace falta una chica que te llame la atención, solo pasear por tu ciudad sin saber qué rumbo llevas, fijándote en los detalles... yo que sé, esa película me recordó momentos en los que el hecho de existir era suficiente para ser feliz. Humildemente, dale otra oportunidad a la peli. Si te apetece, si no da igual. Un abrazo.

israel yojimbo nava dijo...

Parece que se va a abrir un interesante debate.

A ver, la experiencia que relatas es cierta, por supuesto que me ha pasado. El relato de la película es otro totalmente, y el mayor problema que tienen las películas es llegar a la sensibilidad o gustar a una gran mayoría.

Creo sinceramente que Guerín no ha expresado lo que has contado tu. De hecho, lo has contado muchísimo mejor que él en imágenes.

Por eso te diría que, para mi, está por hacer la película en la que empatice con el protagonista cegado por la belleza de una mujer que pasea por la calle. O por lo menos, ésta no es la película.

Además, no sólo el chico queda eclipsado por su belleza. No cuento más, que sería spoiler :)

Anónimo dijo...

Ignatius J.

En primer lugar, gracias por enseñarme un nuevo concepto -spoiler- En segundo lugar, gracias por elogiar mi presunta elocuencia, pero no sé si estoy del todo de acuerdo en eso de que las películas deben llegar a una gran mayoría, no creo que mucha gente tenga ganas de ver en el cine lo que experimenta cuando pasea por la calle y escucha el sonido de la gente, los coches, el viento, las conversaciones... y mientras esas cosas pasan, una imagen, como una mujer, o una estatua o yo que sé se convierte en algo así como la magdalena de Proust, y ésa actitud es legítima. De modo que el cine intimista y denso (como puede ser "Secretos de un matrimonio" de Bergman) puede no llegar a una mayoría y tener un lugar merecido en los géneros cinematográficos. De todas formas creo que entiendo tu forma de ver el cine, usando como referente algunas de tus últimas críticas cinematográficas: "Viqui, Cristina Barcelona" se supone que es una sutil maravilla de inteligencia cinematográfica mientras que "Tropic Thunder" parece una americanada pueril y tontaca, sin embargo, la primera acaba siendo pretenciosa y la segunda (según tú porque yo no la he visto) supone un ejercicio entretenido que deja entrever una crítica inteligente. Puede que tú no busques en el cine sensaciones intimistas que ya están presentes en tu vida, pero ese cine que en ocasiones valoras como tostón debe tener su espacio, y entre esas producciones está "En la ciudad de Sylvia", pienso yo.

israel yojimbo nava dijo...

Aclaración: hay sitio para todo. Aunque la película de Guerín no me guste, nunca digo que "no deberia existir". Hay espectadores para todo, en mayor o menor cantidad.

Por otro lado, no busco sensaciones intimistas ni discursos filosóficos: el cine debe sorprenderme con lo que él quiera sorprenderme. Nuestra única guía es una sinopsis, un reparto, un director, pero luego todo puede dar una vuelta, depararte algo nuevo, etc... por eso vi "En la ciudad de Sylvia", porque salía Pilar y dirigida por Guerín, que hizo una peli que me gustó, "En Construcción".

Creo que valoramos lo mismo en el cine, pero no valoramos igual una película :)